viernes, 3 de diciembre de 2010

Es tu vida

        ¡Es tu vida! No sé cómo lo puedes soportar. ¿Es que no temes lo que pueda pasar? No esperes que las cosas puedan cambiar, más bien empeorarán. Las palabras son sencillas, fácilmente se dejan escuchar pues no carecen de sentido.
       Los hombres, por miedo , o un extraño desvarío, no se van. Tienen un especial sentido, no es que su cerebro falle, hay que hacerles las maletas y mandarlos a la calle.
Llegados a este punto, empieza el galimatías, los lloros, nervios, desesperaciones: Son las negociaciones y según pasan los días , aumentan las presiones.
       Ellos, los hombres, de momento, lo toman como unas vacaciones, una pataleta tonta, inmóviles en sus decisiones. Hablan de negociar y la vida entera te quieren quitar, porque el cariño… Ese, se lo llevaron ya

                                                                     Rafael Serrano Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario