viernes, 3 de diciembre de 2010

Saludará



Solo en sus pensamientos. Suena la música adornada con ruidos de televisión encendida. Luces y más luces llenan el área. Espacio que mira y que un día, con suerte lejana, tan solo será alguna vez, una ligera  idea de alguien quien de él, por no se sabe qué extraña razón tiene una evocación de  un determinado momento.

Tenía prisa en llegar, ya le da igual. Transcendentes ideas ocupan su mente, aquellas que la razón quiere apartar, que dan sentido a la vida, y se intentan evitar. Vida, muerte, principio, fin, ser, no ser, algo, nada,  ni soñar, ni vivir, ni posibilidad de morir.

  Tuvo un papel, hizo un camino, ¿fue útil? ¿Pudo hacer más? ¿Tenía que hacerlo? ¿Lo pudo evitar? No lo sabe, nunca lo sabrá. Hizo lo que pudo o lo que supo, lo que quiso, pero… ¿fue así? ¿Por qué? Duda, busca motivos, disculpas, suaviza lo malo, ensalza el acierto, en conjunto se siente contento

¿Ahora qué hacer? Continuar su eterno fracaso, buscando imposibles y al realizarlos, obtener  incorrectas respuestas, sabiendo que éstas no existen, Eterna lucha entre carne y razón, el negro y el blanco el querer y el poder, la luz y la sombra.

Continuará luchando hasta el último momento, se mantendrá firme en la humana imperfección,  hasta el final  y cuando éste llegue, saludará. Con una inmensa sonrisa por creer haber comprendido, simplemente saludará.
                       

                                                            Rafael Serrano Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario