¿Que hago?

¿Qué hago?



El poeta fijó su mirada en mi
y dijo:
¿Que haces poeta?
Sorprendido miré en mi interior
y quedamente, salió la respuesta.
¿Que hago?
Nada, no hago nada.
Miro el papel en blanco
Me deleito jugando en el alma
con nubes de algodón
sobre un cielo brillante.
Miro el negro sobre blanco
intentando encadenar palabras
que me suenen bellas…
y en el agobiador silencio…
sueño amores, despertares,
gente bella…
y al notar su ausencia
lloro por lo no escrito, 
por el pasar de las horas
y el poco futuro que me queda.



RSR

Comentarios

Entradas populares de este blog

Perdoname

Soledad

Un instante