martes, 6 de septiembre de 2011

La Guitarra


La guitarra





Luz, sol, alegría,
nada hay que me turbe.
Mas de pronto,
sin quererlo,
siento algo que me  inquieta;
y olvido el sol
y la luz de la mañana

Siento que llega, domina;
mi cuerpo se funde en el alma…
Tomo la pluma,
siento que llega…

Soy como la guitarra
y mi voz se levanta;
fuerte, poderosa, altiva,
como rasgueos de guitarra

Sueño, gimo, canto.
Describo, triste o alegre,
rápido o lento.
Traduzco lo que la mano impulsa
en la guitarra

Y se emocionan,
y lloran, ríen y aplauden
o no dicen nada.
Mas… no soy yo el que habla
Tan sólo soy la guitarra

Rafael Serrano Ruiz  2-9-2011

1 comentario:

  1. Bellisimo tu blog Rafael, me alegra mucho poder compartir también este espacio, un abrazo

    ResponderEliminar