La Guitarra


La guitarra





Luz, sol, alegría,
nada hay que me turbe.
Mas de pronto,
sin quererlo,
siento algo que me  inquieta;
y olvido el sol
y la luz de la mañana

Siento que llega, domina;
mi cuerpo se funde en el alma…
Tomo la pluma,
siento que llega…

Soy como la guitarra
y mi voz se levanta;
fuerte, poderosa, altiva,
como rasgueos de guitarra

Sueño, gimo, canto.
Describo, triste o alegre,
rápido o lento.
Traduzco lo que la mano impulsa
en la guitarra

Y se emocionan,
y lloran, ríen y aplauden
o no dicen nada.
Mas… no soy yo el que habla
Tan sólo soy la guitarra

Rafael Serrano Ruiz  2-9-2011

Comentarios

  1. Bellisimo tu blog Rafael, me alegra mucho poder compartir también este espacio, un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Más allá de la mirada

Perdoname

Soledad