martes, 2 de noviembre de 2010

Estar sin ti


Mi cuerpo te anhela, no puede aguantar tanta alegría. Ha cambiado. Al parecer ha despertado, después de un largo sueño siente  un deseo inusual, renovado, no recordado en la memoria del tiempo. Tu imagen viene a mi mente y me siento exacerbado. Enrojecen mis mejillas. Clamo por sentirme en tus brazos, tus manos, tu boca. Sentir mi pasión colmando tu cuerpo de amor. Me atrevo a expresar e imaginar contigo cosas que nunca me atreví a soñar, ni a pensar, ni a decir, sentimientos íntimos, ocultos, que ahora rompen frenos, instintos de control mal contenidos que salen a flor de piel. Deseo compartir cuerpos, inventar todos mis sueños y los tuyos. Crear si es posible nuevos.
  Mi cuerpo no cabe en mí, excitado, terriblemente exaltado. Un divino milagro de amor. Si esto es amar,  si te busco, si en ti quiero encontrar paz, si muero por desearte, si esto es vivir, entonces  vivo. Ven a calmarme. Es muy difícil estar sin ti.


Rafael Serrano Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario