miércoles, 3 de noviembre de 2010

Caminando



Camina despacio, sin prisa. Mariposeo de ideas llenando su mente. Pensamientos forjando una ilusión. Imágenes cambiantes van y vienen mostrando detalles. Una sonrisa, unos ojos cerrados, el sonido cantarín de una voz, un aroma, una emoción…Perfecta compañía inhibidora de más percepciones.

Siente, plenamente su presencia, que, permanece en él, muy calladita, muy quieta, ocupando el lugar que siempre fue suyo. Su  lugar.

Ahora, mientras  pasea, escribe, lee o trabaja, la siente en él. Inventa qué hace, imagina qué habla, recrea su medio, la vive esperando el momento, esperando el tiempo de ambos, donde sin decir mucho, se dice todo , apreciando cada segundo mientras sigue los trazos que definen su vida.

 Y mientras camina, le da gracias al tiempo, porque ese tiempo es su mayor tesoro. Es su vida.


Rafael Serrano Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario