martes, 19 de enero de 2016

...y de nuevo

...y de nuevo

Deseos de caricias

palpitan el corazón.
De ese primer momento
sentir  la confusión.
Conjetura que se escapa
con un ligero suspiro
en el tiempo de un chasquido.


Cómo se puede vivir
semejante conjetura
llevado por el instinto
sin pensar…
las consecuencias de amar.

Loco frenesí
en dos seres que se piensan.
Sin poderlo remediar
luchan, pelean,
intentan dominar…

Entre besos y caricias
tantean solucionar
quién entrega,
quién da mas…
deseando recibir
la misma felicidad.

Hay veces, que con el tiempo
no resulta la ecuación.
El amor no es ya sentido,
se transforma en maldición.

Tragedia, desilusión,
tiempo de frustración…
mas sin buscarlo,
un cruce, una mirada,
trastoca toda emoción
y de nuevo, sin pensarlo…
deseos de caricias
palpitan el corazón.


Rafael Serrano Ruiz