lunes, 9 de noviembre de 2015

La mujer de la taza de café

La mujer de la taza de café

Y allí estaba ante mi
la mujer de la taza de café.
Hechizado en su presencia
sentí el milagro del amor
                                                                           perdido
en la profundidad de sus oscuros ojos,
y libé directamente de su boca
aromas de vainilla y chocolate.

Sobran las palabras…
profundas miradas
confirman el momento…
y acaricié el óvalo de su rostro
y sus ojos, por un instante,
se cerraron en  aceptado momento.

Tímida correspondencia
orlada de sonrisas y aromas
dulzones de acanelada piel.
Comunión de dos almas
fundidas en lo eterno.

Y así,
en el tiempo y el espacio
intuí la felicidad…
acto de esperanza y fe
sabiéndome hechizado
por la mujer de la taza de café.







Rafael Serrano Ruiz


1 comentario:

  1. Sobre el amor, se han escrito incontables páginas y estilos. La diferencia está en que cada uno, es único. "La mujer de la ..." es un instante de vida de su autor -real o imaginario- que nos deleita con la sugerencia de sus versos. Felicitaciones.

    ResponderEliminar