domingo, 28 de septiembre de 2014

No hay amor sin arrebato del corazón


Le gustaría saber cómo olvidarte,
renunciar a pensarte,
pues el amor el corazón le arrebata
y así, de esta manera, dejar descansar
su corazón doliente.

Le gustaría un instante no soñarte,
dejar la mente en blanco,
sabiendo que de nuevo,
el dolor de tu ausencia morderá
cruelmente sus entrañas.

Le gustaría no saber de tu existencia,
olvidar el sabor de tus besos,
el dulzor de tus caricias
y el arrullo de tu voz…

encontrando así la calma.

1 comentario: