miércoles, 25 de julio de 2012

OCASO


Ocaso


Vive  su no sentida soledad
buscando razones que su mente no entiende;
momentos que llenen su vida
Sensaciones plenas, justificación de vivencias;
el aroma de una flor,
un rayo de sol en tarde de tormenta,
un acode flotando en el aire;
aromas de Pachamama

Del amor;
sensación excitante de verla llegar
plena de juventud e inocencia;
escarceos maliciosos
en tiempo de lucha contra una infancia perdida;
caótica pubertad en cimbreo de caderas
Juego despiadado, universidad de vida,
mundo indestructible que permanece
completo en  el recuerdo
Miradas plenas de intuidas promesas
Desconocidos ardores,
inquietantes sensaciones
plenas de temor curioso;
caricias robadas en loco frenesí
de amor correspondido
donde se teme el instinto
que lleva irremediablemente
al deseo del sentimiento compartido

De la senectud
donde se borran las realidades
quedando tan solo vagas impresiones
en la soledad que corroe
como ácido vengador…
Mundo inacabado 
donde todo queda
girando en el tiempo,
inmutable en la esencia
donde carne y espíritu  se difuminan
dejando tan sólo nombres, actos;
inventando la esperanza
de ser recordados por aquellos
que una vez conocimos

Corazón que en su latir
siente la llamada del eterno.
Parálisis que envuelve el cuerpo
cual crisálida etérea
en túnica piadosa

Rafael Serrano Ruiz- 19-07-2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario