Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

La Paradoja

La Paradoja Joven, bella, inteligente Feliz en  lejana infancia; recuerdo  no muy lejano Mas un pesar la posterga, los dolores le laceran coartando su libertad. No hay reposo en su vivir Suspiros de un sin dolor son escasos en el día;  vive por esperanza sin solución a su pena consciente de su dolor. Lamentos  del alma herida, anhelos de un sin sufrir, grita su pesar al mundo. Nadie le entiende; muestra su lucha; anhelos y ensoñaciones, sus sueños, sus emociones… Y quien la escucha,  sin entender, embelesado admira la belleza del lamento, sin llegar a comprender que el desgarro de su voz es una lucha interior. Y mientras ansía el vivir a pasar de su sufrir muere de desencanto Rafael Serrano Ruiz- Madrid- España (27-2-2012)

El Nacimiento de un Poema

En los vapores del sueño aparecen mil imágenes. Van, vienen; incoherentes flotan en un etéreo espacio donde nada es real, ni tampoco inventado. En determinados momentos aparecen palabras. No son palabras exactamente, son conceptos de palabras y éstas forman poemas incompletos que parecen tener un sentido. En otros momentos, el sentido hay también que buscarlo y en esa búsqueda, el duerme-vela se hace más liviano. El sueño entra en un bucle sin solución, un sin sentido y el sueño acaba; es la mente despierta ya, la que intenta encontrar la solución al problema y al no hallarla, olvida todo menos una ligera huella que queda flotando Palabras. Miles de palabras cruzan rápidas: de esperanza, ensueño, ternura. Palabras de amante, de amada y todas ellas encadenadas van formando un mundo Dulce amor que entre la mies yaces El rubor de tus mejillas hace pálidas las amapolas Oh dulce amor que en mi pecho asoma Mi mirada acaricia la palidez de sus muslos Sufre corazón por no poder tenerla Disfruta su …

Como Hojas Secas

Como Hojas Secas
Sopores de sueño confunden la mente Pocos quehaceres,  todo rutina El  gesto aburrido inicio de  un tiempo
¿Tiempo de que? De nada.  Pasar las horas,  los días, viviendo  recuerdos…
 Infantiles risas: lloros, pataleos, locas carreras ¡Estaros quietos! ¡Como te pille! Cállate ya Escucha este cuento
Tan solo débiles huellas de aquellas vivencias como hojas secas en  remolino eterno del tiempo implacable Luminaria de momentos que la vida se lleva como ráfagas de viento                          Rafael Serrano Ruiz- Madrid-España9.2.2012