Tumbado de costado



                                                  Tumbado de costado

Tumbado de costado,
en el codo apoyado
observa el cuerpo amado.

Cuerpo deseado
de sinuosas curvas adornado.
Fuente de luz y paz
del yaciente enamorado.

 Él extiende su mano
en  caricia plena de ternura
por su piel hechizante;
 aroma dulce de amaneceres,
pasión de anocheceres
que las heridas del alma calman
y las huellas del tiempo ocultan.

Errores, sinsabores,
“penseques” y “diretes”
¿dónde están?
¿quién los recuerda?

Ella le mira,
ha despertado
y en un nuevo abrazo
se funde con su amado…

De nuevo él la contempla
Tumbado de costado
Sobre el codo apoyado

Rafael Serrano Ruiz          31-7-2011

Comentarios

  1. Encantada de haberme integrado a tus Seguidoras Rafael, un gusto amanecer con la poesía.!
    Gracias por el canto de tus palabras.
    Un abrazo.
    Diana Teran

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HOY

Un instante

Sentimientos