jueves, 7 de julio de 2011

La fiesta

                                                    La Fiesta
Comienza el festejo
con dos alguaciles
que piden permiso
montando caballos 
Toreros a pié
Grana y oro
Cobre y plata
Monteras  ceñidas
Capotes al hombro
Ajuste de machos
Mirada al frente
Cejas al viento
Clarines que suenan
Empieza la lidia
El toril se abre
Mil miradas inquietas aletean el aire
Perlas de sudor cruzan las frentes
Lances de prueba
Revoloteo de percales
Verónica al aire
La fiera ataca al equino
La lanza le frena
De nuevo al ataque
y siente en lo alto la puya traidora
De nuevo clarines
Aleteo de chicuelinas en oro y grana
Figura alargada, desarmada, sólo dos palos suben al aire
Cita. Corre, recorta el camino y dos banderillas quedan clavadas
Trompetas que suenan a muerte
La danza comienza
Con miles de cruces
Sobre un pecho inquieto
El morlaco, sorprendido y rabioso
embiste el rojo trapo
Y el hombre, con la muleta
Lo envuelve, lo engaña
arrulla su cuerpo con dulces pasadas
“Olé “ de las gentes inunda la arena
mientras que un pase de pecho le da la entrada
al final del infierno
El baile se acaba
Frente a frente se encuentran
Sólo los separa el trapo y la espada
Un paso adelante, el trapo que baja
El toro se humilla y penetra la espada
Pañuelos blancos inundan la plaza
El hombre ha ganado
Mas… siente tristeza en el alma

Rafael Serrano Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario