Mi amor

       Como olas recurrentes llegan hasta mí sensaciones, sentimientos, olores, tacto que tan sólo en ti es posible encontrar. Amor que en la madrugada llama incorpóreo a mi puerta pidiendo una caricia imposible. Y yo, como respuesta, siento, padezco y callo por no poder decirte: yo también sufro.
        Los sentimientos florecen, Almas sedientas de besos que transforman en delicia el tiempo de estar juntos, para luego recordar y saber que nuevamente el tiempo es nuestro, y lo que Él nos dio, sólo de nosotros es, cual tesoro compartido, que enriquece nuestras vidas tan ávidas de amor y dicha


Rafael Serrano Ruiz

Comentarios

Entradas populares de este blog

Más allá de la mirada

Perdoname

Soledad