Ella

Ella


Marcaba sus huellas
en el lodazal
en unión eterna con la misma tierra
chapoteando en mitad de la ciénaga
en silencioso pacto con la pachamama
bailando a pies descalzos con un guiño de luna…

Ante su presencia,
el corazón se le inflama 
por el temblor de sus labios,
el suave perfume de su aliento,
su idílica presencia.....
y en la trama del hechizo hundido,
de tan dulces sensaciones embriagado,
comprende que esa mujer
se ha vuelto  decisión y destino.


colaboración entre Carmen Guzmán y Rafael Serrano

Comentarios

Entradas populares de este blog

Más allá de la mirada

Perdoname

Soledad