lunes, 12 de mayo de 2014

No Quiere


No quiere

No quiere la vida elegida,
odia la soledad maldita
soñando con despertares…
entre sábanas revueltas.
¡Grita de amor!…
sin  noches de reposo
con el dulzor de tu cuerpo…
mas no escucha la respuesta deseada
y de nuevo se encierra en su interior,
allí donde la soledad diluye suavemente…
allí donde no puede sentir el daño,
allí donde de nuevo el corazón se calma

y queda adormecido en la añoranza.

1 comentario:

  1. Que poema tan hermoso, cargado de sentimientos muy profundo.

    Un abrazo. Pastora

    ResponderEliminar