domingo, 29 de diciembre de 2013

A tu casa me dices

A tu casa me dices




A tu casa me dices que vaya.
Estando ambos solos
negamos sentidos
para no abrazarnos

Bromeos…
chascarrillos,
medias palabras…
alguna insinuación
se escapa.
¡Calla! ¡calla!
¡que cosas dices!...
y todo vuelve a la calma.

Se que un día,
un momento habrá
en que caerá la muralla
 colocada en nuestras almas.

Puede que de nuevo erremos
o que por fin rompamos
esa absurda barrera…
¿Obsesión?...para nada
hay solución…

no ha muerto el alma

No hay comentarios:

Publicar un comentario