martes, 2 de noviembre de 2010

Nubarrones






Negros nubarrones     
                                     inundan mi mente
Negros pensamientos
                                             en mi presente
                 ¿Qué valor tiene mi caminar? 
                 ¿Qué he hecho… más que pasar?
 Por el mundo transitar sin un compromiso firme,
             sin una idea  por la que luchar,
 llevado por los vientos  de uno en otro lugar.
                      En mí navegar
                      ningún ejemplo que dar,
                      ni fortuna que legar.
                 Solo el amor me hizo imaginar,
 mas era amor irreal,
 amor de dulce soñar
 pero nunca despertar
Lo demás…
                                         ¡Nada!,

 irrealidad,               un simple caminar
 Todo se me ofrecía               sin tener que pelear,
mujer,
                    fortuna,
                                       trabajo…
          ¡La pequeña vocecita!, se tenía que callar
 así pasaron los días  
                                  así
                            llegó mi penar
                   ¡Si hubiera entendido!
                    ¡Si hubiera luchado!
        Quizás lo obtenido
 como un  tesoro                   lo hubiese guardado.
Tarde  para divagar,
                No hay disculpas.
 Los momentos del pasado son para recordar,
                 ver si te equivocaste,
de qué te puedes culpar
Ha pasado la tormenta,
los nubarrones se van.
              Se escucha la vocecita que dice:
 Cosas buenas también hay en tu deambular
                           ¿Ves?
¡Aquella!.
                        ¡Aquella! 
                                             la otra de más allá.
                   Hiciste lo que pudiste.
Creíste,
                amaste,
                                  fuiste con la verdad .
No lo compliques tanto

                          Él lo comprenderá  


Rafael Serrano Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario