Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Me cuesta tanto dejarte

Paso el día esperando    ansioso por verte.                          ¡Todo es tan rápido!  P  a  r  e  c  e   un    i n s t a n t e . El tiempo se hace infinito de sólo mirarte  Hablando      Sintiéndote cerca… ¡Me duele tanto dejarte!   Al partir de tu lado me siento vacío                        inmensa tristeza.                       ¡Si!                                ¡De acuerdo.!  Debería ser feliz por el tiempo pasado estando a tu lado…          No me es posible,                                  más quiero darte, cuerpo y alma  deseo entregarte .            Cuando el nuevo día                      comienza a contar las horas.                              Cuando ebrio de tu boca parto,   de un lado feliz por tu amor,                             de otro    triste por traspasar la negritud de la noche  hacia el destierro de un vació lecho  Pienso                  ¿Ya?         ¡Qué rápido!  Despierto contigo. Contigo me duermo                                 y si en vela quedo                   …

Palabras

Palabras. Tan sólo palabras.  Te digo te quiero,  susurro te amo, añado te adoro. Requiebros de amores, dulces murmullos que alegran tu alma. Palabras. Tan sólo palabras, palabras que alegran. Tú me dijiste… causaste  gran pena en mi alma. ¡Si hubieras callado!...Si yo no insistiese…Pero no supimos. Sólo dijimos Palabras. Tan sólo palabras, palabras que hieren, palabras que matan.De nuevo la pena, el triste silencio del mundo incompleto,  enorme vacío sentido por no saber expresar, por no poder comprender, por un momento olvidar, que son un arma letal Palabras. Tan sólo palabras, palabras que alegran, palabras que hieren, palabras que matan


Rafael Serrano Ruiz

Queridísima señora

Queridísima señora: Para mí es un honor  contar  con su  autorización para  poder cortejarla. Es un  placer inmenso poder  estar a su lado la mayor parte del tiempo posible, poder deleitarme con su presencia, e  intentar algún que  otro escarceo amoroso con  usted,  claro que  siempre  con  su permiso  y hasta  los límites  que  se   digne permitirme. Mi voluntad es grande, deseo compartir  con  su  persona lo poco que  Dios me permita disponer. Comprendo sus recelos por amores pasados, que la  hacen  tener  ciertos temores  y prejuicios que espero con el tiempo vayan disipándose. Mi amor  por su persona es sincero, mi  entrega total, y espero  que si usted es complaciente  con  mis intenciones  y me  ama como yo  la  amo a  usted, nuestro futuro será pleno de felicidad. No tenga temor, no  dude  de mi   sinceridad  ni de  mis  sentimientos. Sepa que en mi persona  tiene  un rendido  admirador que  desea ayudarla a  ser feliz sin condiciones,  sólo por  el hecho  de  ser  usted quien …

Eres Tú

La amada La querida                 la deseada                                  la soñada                                                  la acariciada                                                                       la buscada la del cabello oscuro                                                                     la de la piel picante                             LA DE HERMOSAS MEJILLAS la de los jugosos labios                         la de los ojos castaños                                          la de voz insinuante            la de los pechos soñadosla de los pezones duros                                                           la de las ideas claras, la dulce la tierna la bella la eterna la de las piernas bonitas                   la del culo respingón                               la    de   redondas    rodillas                                                                                            LA QUE HABITA mi corazón

¡Hola! ¿Cómo estas?

-¡Hola! ¿Cómo estas? .- .-  Yo también, bien, bien a pesar de todo .- .-¿Cómo? .- .- ¡Espera, creo que no eres justa! .- .- Si…Si…¿Puedo hablar ya? .- .-¡No, para nada! .- .-Es que… .- . Eres imposible. ¿ así que arder es mejor que durar?, Yo creo que el amor es sueño de eternidad... .- .-¡No, no digo tonterías! ¿Según tú todo se arregla con una buena noche? .- .- ¡No por Dios! Para mí eso es pasión, ardor o un calentón .- .- Claro que ayuda, pero… .- .- NO… Si…Pero… .- .-¿Que no te presto la debida atención? .- .-Pero tú… .- .-No, no es eso, es cuestión de darse espacio, no creen eso de la media soledad bien llevada, o se lleva  o.. .- .-Bueno, puede que tengas en eso razón, pero yo… .- .-¿Que qué tipo de relación quiero? ¿Y tu me dices eso? .- .-¡Ah claro, quieres más! Las mujeres sois insaciables, queréis dominar el cuerpo y el alma, si no, no estáis satisfechas .- .- ¡Ya, claro! .- .- O sea que soy un valor en uso, y claro, como ya no puedo darte más , como ya soy demasiado conocido,  más familiar, ¿Como un hermano q…

Ella

Un sofá, y en el, reposando una joven. Cabello revuelto, piernas desnudas, rubor en las mejillas, ojos llenos de ternura, e Inclinándose sobre ella, un joven la mira con dulzura deleitándose en su rostro   Están rendidos, quizás sea su único momento, su momento de decirse te amo con todas sus fueras. No se les ocurre pensar si habrá otros momentos parecidos, pero como ese, no habrá más. Ha sido único e irrepetible como todos y cada uno de los actos de la vida.  Puede que en el tiempo, sus temores, sus fantasmas interiores, les lleven a pensar el uno en el otro y quizás uno de ellos, un día,  sobre un papel en blanco, empiece un escrito, y  en él, como  encabezamiento escriba así: “¿Cómo estás? Yo  necesito saber de ti” Dormir, descansar, reponerse de las actividades del día, ganar tiempo, porque al dormir, se gana un día en el camino hacia ninguna parte, hacia muchos lugares y situaciones, y entre todas las posibilidades, está la de poder  recordar un nuevo instante, la belleza  de la h…

Alfredo

Hoy he estado con Alfredo, vino buscarme a casa. Paseamos por la ciudad y hablamos. Fue una charla de hombres  y en ella se habló de nuestra felicidad, de cómo fue nuestro reencuentro, el placer de estar juntos  y los momentos  plenos de felicidad sentidos a tu lado. Hablé del amor que siento por ti, de tu bondad, tu gentileza, de cómo por primera vez en mi vida, he sabido lo que es tener una mujer en mis brazos. Hablé de cómo encuentro en tu rostro miles de matices, quizás buscados en otras mujeres que pasaron por mi vida y que nunca encontré, o quizás los que encontraba en ellas,  deseados  pero que son tuyos Hablé de ti, de los dos, de nuestros miedos, de nuestras esperanzas, de nuestros paseos, de cómo te tirabas al suelo en  el garaje, debajo del coche para revisar el trabajo de los mecánicos en aquel pueblo perdido, de cómo siempre tienes una palabra alegre para todo el mundo, de cómo te haces querer y de cómo te amo. Hablé de todo y Alfredo fué feliz con mi felicidad, y te quiere…

Anoche dormir no podía

Anoche dormir no podía, En ardientes oleadas, tu imagen iba y venía,  yo fijarla quería, dominarla, mandar  en ella a mi capricho, más no podía. Te pedía, suplicaba un poco de piedad  y burlona reías extendiendo los brazos mientras risueña me huías. ¡Ven mi amor! Tú sonreías, venías hacia mí. Mas, cuando mis brazos lograban tomarte, te esfumabas dejándome vacío.
 Suplicaba verte, gozar  tu belleza, y así, aplacar los latidos de mi corazón desbocado, mientras quedabas grabada en mi memoria a sangre y fuego, de forma tal, que pudiera llevarte en mi, el tiempo que vivir me quede como perenne marca de amor. Mas, burlona  tú reías y al intentar abrazarte, te esfumabas dejándome vacío.
Recordaba palabras de amor, futuras promesas de gozos y entregas, de cielos hallados,  en amor donados,  en fuentes sorbidas hasta el aliento postrero. Más… burlona tú reías, y al intentar suplicarte, te esfumabas dejándome vacío.
Esclavo me tienes, me tienes cautivo de tus negaciones  y yo te lo pido, te lo sup…

Es tu vida

¡Es tu vida!
 No sé cómo puedes aguantar  ¿Temor a             qué puede pasar? ¿Es que quieres esperar a que las cosas puedan cambiar? No te engañes,                NO SUCEDERÁ Las palabras               Son sencillas                           se dejan escuchar No carecen de sentido                    Los hombres,  por miedo,            o un extraño desvarío,                   no se van      Tienen un  especial sentido        No es que su cerebro                       falle  Hay que hacerles la maleta      Y… mandarlos a la                         Calle          Llegados a este punto,  empieza el galimatías, lloros, nervios, desesperaciones: Son las negociaciones,  Y  según pasan los días,  aumentan las presiones.                Ellos,           los hombres, De momento, lo toman como unas vacaciones,            una pataleta  tonta. Inmóviles en sus decisiones              Hablan de negociar,                     la vida entera             te quieren quitar                     El cariño…                       …

Jericó

Desde el momento de verte hasta que dices adiós suenan en el ambiente trompetas de Jericó. Se empieza con dulces frases salidas del corazón, escarceos, palabra de enamorados, picaros juegos de amor, nuestra imagen reflejada. Nos embarga la emoción, una frase, un movimiento,  un deseo, una dulce sensación, una emoción, una risa,  un yo te quiero, eres mi amor. Y contra más tiernas miradas se cruzan entre los dos, más fuerte rompen el silencio las trompetas de Jericó. El tiempo se va gastando, las murallas resistiendo Desesperado en amor, levanto al cielo un deseo, un sueño, un desacato al orden establecido. Una palabra más, nuevos susurros ¡Qué linda estas! ¡Qué bella imagen! Alimento de mi alma, pan para mi memoria El Dios del amor se apiada. Tu  sonrisa te delata. Se escucha  el  bullicio, tiembla el suelo, casi pierdo el equilibrio, Las murallas han caído, las tiras se han desprendido de tu hermoso camisón, dejando al descubierto el lugar que más interno ocupa tu corazón Campo de al…

Siempre que empiezo a escribirte, aparecen los mismos parámetros: PARA... Pulso la tecla correspondiente mientras me digo ¡Que tontería para quien va a ser! como si fueras el único habitante del planeta a demás de mí, y esta máquina infernal fuera capaz de poder discernir mis pensamientos y deseos. Después aparece ASUNTO... Hoy he puesto Tú . Ese es mi asunto, tú. Tú porque te has adueñado de mi corazón, tú porque eres mi musa, tú porque deseo que seas mi compañera, tú porque eres el ser más fantástico que hay sobre la tierra... Pero mi máquina tampoco lo entiende       Después de un tiempo mirando la pantalla me digo: ¿Qué la cuento hoy? ¿Qué puedo decirla que ya no sepa? Y dudo. Dudo y temo que te lleguen a cansar mis palabras. Ahora no es tiempo de hablar, sino de mirarte, de aprender de memoria cada linea de tu cuerpo, cada gesto, cada mohín, cada caricia para tenerlas conmigo       Queda dicho. Muero por ti, te amo cada día más, y cada día es mayor mi alegría por tenerte. Ahor…

No me importa

No me importa mi futuro
            ni qué me deparará.
                          Los dioses juegan conmigo
¡Que jueguen!
                    ¡Ya se cansarán  !

Hay unas cuantas pulgas que me tengo que quitar,
         La realidad es que;
           ¡ Ellas solas se caerán
Sólo  hay que abrir la mente,
esperar desesperadamente
                        Y el tiempo
                               Resolverá
¿Mis deseos?... Es pronto
¿Quien sabe? Los caminos de Dios son impredecibles
                         Él decidirá

                                                 Rafael Serrano Ruiz

La Carta

Querida:         Un día más al filo de la noche.Te busco en mi pensamiento, internándome en los misterios del silencio, buscando una satisfacción a mis más  íntimos deseos: Poder hablar contigo. En cierta forma es una estupidez, puesto que  si no se quién eres, es difícil que tal hecho pueda producirse.          Si lloro tu ausencia, no es por tristeza, ni por llevarte mi pena, ni por posicionarme ante un profundo deseo, que si siento, sino por decirte una realidad. ¿Una realidad o un deseo? No lo sé ¡Qué más da! ¿Hay alguna diferencia? Tampoco lo sé, solo sé que no sé lo que hago, que vivo aquí, que te escribo intentando expresar una parte de mí  ¿Real? ¿Inventada?. Un poco de mi interior, de lo que supongo que soy. ¿Te importa si me quedo calvo?.Puede que cuando esté ante ti, el día que al fin te encuentre, no tenga ni pelo, ni dientes y sea impotente, entonces me verás y dirás : "¿Quien eres? Yo quería un caballero andante que marchaba por el mundo arremetiendo contra los molino…

¡Ey,tu!

"Oí que ladraban los perros como si yo los hubiera despertado ¡Ey, tú! me respondió mi propia voz" (Pedro Páramo) Juan Rulfo
    Un Hombre marcha por una calle oscura, una farola medio rota intenta rasgar las sombras de la noche con luz amarillenta.Viene de una fiesta, está ebrio pero no demasiado, intentó pasarlo bien pero su soledad le ganó y en vez de comunicar con el resto de las personas reunidas en el lugar, se ha negado a sí mismo, estrechando aún más su amistad con la botella. En su deambular provoca la atención de unos perros que tras un muro  han sentido su presencia. Él, en cierta forma, también se alegra de escuchar sus ladridos porque el hecho le confirma que está vivo entre tanto silencio y entonces, les provoca, quieren que ladren más fuerte, que sus voces le hagan compañía, que rompan su soledad. ¡ Ey    tú! les llama, pero no, ellos ya han perdido interés en el viandante. ¡Ey, tú! escucha reflejado el sonido de su voz     Un hombre marcha por una calle oscura, …

El viejo enamorado

Soy un viejo
enamorado del amor.
Caminante sin destino
solicitando el perdón
por no haber sabido
que el amor,
no es verdadero
si a pesar de tanto ardor
escondemos nuestro yo.
Suspiro
Lloro
Clamo
Todo entero me revuelvo.
De este dolor me muero,
pues no he podido cambiar.
He debido entregar,
en lugar de arrebatar
Y así,
por mi ignorancia,
sólo agrandé la herida
Sin sueños,
sin esperanza,
se me termina la vida

Rafael Serrano Ruiz

Mi amor

Como olas recurrentes llegan hasta mí sensaciones, sentimientos, olores, tacto que tan sólo en ti es posible encontrar. Amor que en la madrugada llama incorpóreo a mi puerta pidiendo una caricia imposible. Y yo, como respuesta, siento, padezco y callo por no poder decirte: yo también sufro.         Los sentimientos florecen, Almas sedientas de besos que transforman en delicia el tiempo de estar juntos, para luego recordar y saber que nuevamente el tiempo es nuestro, y lo que Él nos dio, sólo de nosotros es, cual tesoro compartido, que enriquece nuestras vidas tan ávidas de amor y dicha


Rafael Serrano Ruiz